Los anuncios clasificados en Internet y su evolución

Los portales de anuncios clasificados en Internet forman parte de un sector dinámico en constante evolución. Sin embargo, todas estas plataformas enfrentan interesantes desafíos de cara al futuro, como la incorporación del Big Data.

Y es que hace solo 25 años, si alguien quería comprar un coche de segunda mano, lo más habitual era consultar el periódico local. Ahí encontraba una sección de anuncios clasificados.

En la actualidad, esto casi no se acostumbre, debido a que existen páginas web donde se muestran anuncios clasificados.

La evolución de los anuncios clasificados en Internet

En el pasado, el proceso implicaba llamar a un número de teléfono o acudir a la dirección que se indicaba en el anuncio clasificado. Por lo tanto, comprar a través de anuncios clasificados siempre fue una tarea lenta y tediosa.

Básicamente era solo cuestión de tiempo antes de que alguien revolucionara este segmento, lo cual sucedió en 1995. En ese año, eBay y Craigslist irrumpieron en el mercado de Internet con los anuncios clasificados online.

Craigslist

La historia de Craigslist comienza con su fundador, Craig Newmark y su visión de convertir esta plataforma en un negocio altamente exitoso. Inicialmente lo que buscaba era organizar los eventos de artes y tecnología en San Francisco.

Lo que no esperaba es que debido a su naturaleza simplista y no comercial, el sitio atrajera 1 millón de visitantes al mes en 1997. Craigslist funciona entonces como un portal de anuncios clasificados en línea, y desde entonces, los usuarios podían publicar sus anuncios de forma gratuita.

Eventualmente y conforme la página fue creciendo, se introdujeron tarifas para cubrir los costos de mantenimiento. En la actualidad hay que pagar una tarifa por cada anuncio clasificado que se desee publicar en una ciudad de los Estados Unidos.

Como resultado, los ingresos del sitio Craigslist se incrementaron notablemente. De hecho, a principios del año 2000, se calcula que el portal generaba alrededor de 40.000 dólares por día, y únicamente en la zona de San Francisco.

Otro aspecto que debemos destacar es que Craigslist no incluye anuncios publicitarios de Google, ni ventanas emergentes. Newmark considera que de esta manera el sitio ofrece una mejor experiencia de navegación para los usuarios.

En la actualidad, Craigslist recibe más de 50 millones de visitantes cada mes. Esto significa que es una de las páginas de anuncios clasificados online más populares.

Además, su concepto básico se mantiene: la compra y venta. Por lo tanto, los usuarios pagan el precio que aparece en el anuncio clasificado.

eBay

En el caso de eBay, todo comenzó en 1995, cuando Pierre Omidyar, un empresario estadounidense, le dio un nuevo enfoque a los anuncios clasificados con las subastas online.

Mientras se encontraba codificando en su ordenador, tuvo la idea de algo llamado “AutionWeb”, lo que ahora conocemos como eBay. En ese entonces, la primera subasta de eBay fue por un puntero láser roto.

Omidyar claramente especificó que el puntero láser no funcionaba en absoluto, y comenzó la subasta en 1 dólar. Increíblemente las ofertas comenzaron a subir el precio, y finalmente el artículo terminó vendiéndose por 14 dólares.

Esto provocó que los usuarios se sintieran atraídos por la posibilidad de encontrar verdaderas gangas, y al mismo tiempo vender sus productos no deseados por un precio mayor a lo esperado.

Y tal como sucedió con Craigslist, eBay también se expandió a un ritmo acelerado. De hecho, para 1996, la compañía logró vender productos por un valor estimado en los 7.2 millones de dólares, a través del sitio web.

El sitio de subastas también se ha convertido en la empresa líder comercial en el segmento de anuncios clasificados. Incluso creó el portal kjiji, diseñado como un portal de anuncios clasificados online.

¿Cuál fue la afectación a los periódicos?

Evidentemente los anuncios clasificados en Internet han tenido un impacto económico en los periódicos. Hasta antes de 1995, los clasificados eran la principal fuente de ingresos para los periódicos locales.

De hecho, los anuncios clasificados representaban el 40% de los ingresos, sin mencionar que conseguían atraer a los lectores. Las personas solían llamar a los periódicos y pagar una tarifa de entre 15 a 100 dólares, por colocar sus anuncios.

Y esto era algo que miles de personas hacían todos los días. Sin embargo, todo cambió cuando aparecieron estas nuevas plataformas de anuncios clasificados en línea. Los dueños de los periódicos seguramente no imaginaban el nivel de afectación.

Entre los años 2000 a 2007, se calcula que solamente el portal de Craigslist le costó a los periódicos en los Estados Unidos, 5 mil millones de dólares en ingresos. No solo eso, también perjudicó sus tarifas con una reducción del 20.7%.

Pero mientras que para algunos esto era algo negativo, otros lo veían desde una perspectiva diferente. Es decir, para muchos, Craigslist les habría ahorrado a los usuarios millones de dólares a lo largo de los años.

Esto porque entre los años 80’s y 90’s, los periódicos fueron criticados por su pésimo servicio al cliente, y sobre todo por el incremento en las tarifas de los anuncios clasificados.

¿Cómo están respondiendo los periódicos?

Pero si bien la aparición de Internet y la era digital han impactado negativamente a los periódicos, no parece que este sea su fin. De hecho, se han dado cuenta que su modelo comercial es obsoleto, y por lo tanto se han visto obligados a reajustar su estrategia.

Lo que sucede es que los anuncios clasificados en los periódicos proporcionan seguridad y confiabilidad, que no ofrecen los clasificados online. Además, las publicaciones fraudulentas eran poco comunes en los periódicos.

Sin embargo, y debido a su naturaleza anónima y crecimiento acelerado, tanto en Craigslist, con en eBay, este ahora es un problema grave. Si bien se han implementado sistemas de detección de estafas, todavía es difícil detectar estos fraudes cuando se publican clasificados instantáneamente.

En la mayoría de los casos, los periódicos emplean un modelo de autoservicio gratis similar para los anuncios clasificados. No obstante, cuentan con personal que se encarga de aprobar dichos anuncios, incluso sistema capaz de marcar el contenido no deseado.

En cualquier caso, de ninguna manera los anuncios clasificados en periódicos están desapareciendo. Tampoco Craigslist o eBay, están ocasionando la desaparición de este medio de comunicación.

Lo que sucede simplemente, es que los periódicos tradicionales están cambiando su modelo de negocio.